Hoy me gustaría hablarte de las cualidades de un jefe, haciendo que comiences a proyectar en ti lo
que desees, si siempre has querido montar un negocio y dirigir una empresa. Una de las principales cualidades que deberás tener será la constancia, así como la perseverancia.

Son una de las principales bases para poder mantener el trabajo de una manera lineal y totalmente equilibrada. Además de esto también tendrás que fomentar la responsabilidad, así como la ética, ya que los empleados necesitarán ver en ti un ejemplo de seriedad, para crear un ambiente de trabajo adecuado.

No te olvides de fomentar la empatía y saber qué es lo que puede motivar a tus trabajadores. Un buen jefe sabrá sacarle partido a las situaciones, incluso a aquellas que son de lo más negativas, para hacer resurgir a las mejores personas y trabajadores, siempre con educación y tacto, ¡y nunca mediante la humillación, la sequedad o la obligación!