GuidePedia

0


Muchas veces los reclutadores se preguntan si los matrimonios pueden trabajar juntos, evitando algunos aquellas candidaturas que vienen de las parejas. Sin embargo, el problema no es si una pareja trabaja de manera conjunta o no. Ya que todo depende de los caracteres de cada persona.

Una pareja que es resolutiva y que sabe diferenciar del trato personal al laboral, haciendo que solo exista concentración para el trabajo, podrán ser seleccionados de manera totalmente segura. Sin embargo, serán aquellas personas que sean más impulsivas, las que tendrán más problemas para poder realizar su trabajo de manera más funcional.

En la impulsividad, se pueden dar celos y comportamientos no racionales, que podrán poner en peligro las relaciones laborales y la comunicación, por ello tendremos que analizar no tanto el hecho de que ambos estén casados sino la personalidad y mentalidad de los dos para saber si serán los trabajadores correctos. ¡Comparte!


Publicar un comentario

 
Top