GuidePedia

0

La jornada laboral continua siempre es mejor que la partida, por varias razones, entre ellas: por la concienciación laboral, mediante la cual podrás hacer llegar a tus hijos mayor atención, gracias a que la tarde te quedaría libre. Normalmente los horarios de trabajo de una jornada continua empiezan a las 06:00-08:00 y terminan sobre las 13:00-16:00 horas.

El poder disfrutar también de tiempo para organizarse es un lujo que no tendrías si tuvieras jornada partida. Puedes hablar con tu jefe acerca del cambio y de tus preferencias, siempre que no afecten a la organización de tus labores.

Muchas tareas como las de oficina, se pueden negociar, mientras que aquellas relacionadas con labores de fábricas y cadenas será más complicado. Permite más rendimiento y aumenta el rendimiento laboral al tener unas condiciones de vida más saludables. Como siempre, debes de analizar cómo será tu rendimiento, en el caso de que te guste más trabajar en un momento o en otro. ¡Contempla eso!


Publicar un comentario

 
Top