GuidePedia

0
Por En Plenitud
Después de trabajar en el mismo lugar durante mucho tiempo, no son pocas las personas que sienten que merecerían un aumento en su paga. Pero esto no quiere decir que los demás piensen exactamente lo mismo, por lo que es muy importante contar con un buen plan para realizar esta solicitud, antes de dirigirse a pedir un aumento.

Lo primero que se debe hacer, es chequear cuánto está ganado otra gente que se desempeña en un campo y cargo similar al suyo, para considerar cuánto es el aumento medio que han recibido. Si no sabe esto, podría correr el riesgo de pedir un aumento demasiado alto o demasiado bajo.
De esta forma, en el primer caso, los demás lo verán como una persona codiciosa y presumida, mientras que, en el segundo, lo observarán como alguien que no se valora mucho ni a sí mismo ni a su trabajo (y usted desperdiciará una de las contadísimas oportunidades con las que se cuenta para solicitar un aumento).

Luego de conseguir esa información, siéntese tranquilo con un bolígrafo y un papel, y enumere todas sus actividades, producciones, y contribuciones a la compañía. No sería una mala idea concertar una cita para hablar con sus superiores, de modo que ellos sepan que usted busca plantearles un asunto importante, que querría discutir con ellos.

Cuando llegue el momento de hablar con los mismos, evalúe primero qué humor tienen en ese momento. Si acaban de tener un mal día, olvídese de pedir un aumento en ese momento, e intente tener alguna conversación relajada y agradable con ellos.
También intente evitar hacer consultas respecto a un aumento de sueldo, si sabe que la compañía está atravesando un momento económicamente difícil, ya que eso le hará parecer una persona codiciosa, que no cuida el bienestar de su compañía o de sus compañeros de trabajo.

Cuando, finalmente, encuentre el momento adecuado para pedir su aumento salarial, haga una petición levemente más alta de la que cree adecuada. Generalmente, su jefe deseará rebajar algo su petición, por lo que si utiliza esta estrategia, igualmente logrará el monto que usted cree correcto.

Si su jefe rechaza su petición, tenga listo un plan alternativo. Pregunte si en vez del aumento de sueldo que usted desearía, podrían otorgársele tickets para comprar en almacenes, algunas acciones de la compañía, o quizá una suscripción a instituciones como gimnasios, clases de inglés, etc. Estos beneficios se dan comúnmente a los empleados que muestran una real predisposición al trabajo en equipo, y que siempre están compenetrados con la productividad de su trabajo.

Una de las cosas más importantes que tiene que recordar, es mostrarse siempre muy franco y sincero. No entre a la reunión con una actitud de “Yo merezco esto”, ya que su superior le verá como persona muy egoísta y, muy probablemente se negará a cualquier solicitud que usted realice.

Nunca recurra a decir cosas tales como “difícilmente otra persona podría hacer mi trabajo“ o “Si ellos han obtenido un aumento... ¿por qué no yo?”.
No hay nada que desagrade más a un jefe, que aquellas personas que comparan sus sueldos con otros trabajadores de la empresa, sin tener en cuenta el trabajo que cada uno desempeña, las horas que pasan haciéndolo, y la productividad total del mismo... en todo caso, deberá dejar que él sólo se de cuenta.

Si recibe el aumento de sueldo solicitado (o cualquier tipo de incremento), no lo divulgue con sus compañeros de trabajo. Estos no apreciarán el hecho de que usted haya logrado aumentar sus ingresos (más allá de que lo merezca), y tal vez lo vean como un engreído.

Por último, si logra el aumento en cuestión, no se le ocurra pensar que, mediante este voto de confianza, usted podría tomarse su trabajo de una forma más distendida.
Muy por el contrario, el hecho de que haya recibido ese respaldo por parte de la empresa, debería provocarle una actitud de mayor entrega en el trabajo, con el fin de mostrar a sus superiores que usted realmente merecía el aumento recibido.

Publicar un comentario

 
Top