GuidePedia

0

Es habitual encontrarse con preguntas en las entrevistas de empleo que causan terror así como estupor. Una de las que son más incómodas son las que hablan del matrimonio y las relaciones de la persona que se va a postular. Realmente, no tiene porque intervenir en la capacidad para cumplir con un trabajo, pero muchas veces lo ponen como un requisito fatal para el puesto.

Sobre todo en las mujeres a quienes tachan de menos habilidosas y con menor rendimiento si tienen una familia a cuestas. Si tienes en breve, una entrevista de empleo y tienes pánico a que te pregunten algo así, entonces piensa que debes contestar con total naturalidad tu estado civil real.

Tan sólo después agrega que esto no hará que seas peor en tu trabajo y que siempre estarás velando por la seguridad y la rentabilidad de tu proyecto. A continuación, háblale de tus sueños y también aspiraciones así como experiencias, será la mejor manera de tener a mano un as en la manga que hablará de tu buena actitud.


Publicar un comentario

 
Top